Macarrismo en DGAIA al amparo del obscurantismo.

CUALQUIER MACARRA O MALNACIDO PUEDE INTRODUCIRSE EN LA DGAIA Y SUS ASOCIACIONES COLABORADORAS: TODO ES OBSCURANTISMO.

Me hubiera gustado cumplir con un artículo corto, pero es casi imposible, porque conocer lo que, desgraciadamente, ha pasado con unos niños tutelados por la DGAIA en Cataluña no es ninguna sorpresa y me revuelve todo los que sé y conozco.

La gente debería saber cómo funciona esa Dirección General de protección –dicen, a la infancia y a la adolescencia, porque funciona con tal obscurantismo, que no es de extrañar que cualquier macarra o malvado malnacido se cuele en ese entramado donde es imposible conocer el nombre y apellidos de los responsables de cada cosa. Aquí nadie se identifica nunca.

El texto de la noticia más o menos es este “Menores tutelados de la Generalitat explotados por una red de pornografía infantil“. Esto es una de tantas cosas posibles que puede suceder en esta red de la Administración Autonómica de Cataluña.

RÉGIMEN ECONÓMICO
Régimen económico de la DGAIA con las entidades contratadas.

El entramado de asociaciones y entidades que reciben subvenciones y, lo más importante, niños y niñas, para su supuesto cuidado es, en su fondo imposible de conocer. Si entras a investigar su interior y haces una simple pregunta en el vestíbulo de la DGAIA, automáticamente, te rodean tres vigilantes jurado y si le pregunta a una psicóloga –en el vestíbulo, y que acepte responderte, por su nombre y apellidos y situación de un joven –con un poder notarial en la mano, claro, te miran con desprecio y parece que sólo les falte preguntarte si tienes hijos menores a los que sustraerte.

Así te tratan en la Avenida del Paralelo de Barcelona. A mí me lo preguntaron una vez y les dije “el mío tiene 23, habéis llegado tarde, yo vengo a representar a uno que tenéis tirado en la calle, por faltar a clase 74 horas”. Vergonzoso.

Hace unos meses acudí con otra compañera para ayudar a una madre a la que le quitaban a sus hijos. Puse mi DNI y mis poderes en el mostrador de una EAIA del bajo Llobregat y les pedí que se identificaran ya que constaba un garabato en la firma del responsable, pero sin nombre. El psicólogo de la EAIA me dijo “sácate las gafas” y “en la calle me identificaré”. Lo tengo grabado pero preferí llamar a la Policía para que lo identificara y bajarle los humos. No puse denuncia, porque no quería perjudicar a la madre. Todavía no le han devuelto a sus hijos. Pobre mujer.

He visto como son los pisos de los jóvenes tutelados. Sucios, mal cuidados, con mugre pero pagados con los fondos del Estado, eso sí, que recoge la Generalidad de Cataluña mes a mes, sin faltar ni un día, en cantidades de cientos de miles de euros pero que no sabemos cómo se administra. Nos gustaría saberlo.

FB_IMG_1430650892631
Remuneraciones de los trabajadores de una de las entidades gestoras.

Por ejemplo, a los jóvenes mayores de edad recién salidos de un centro de menores o de un piso, los tutela, en uno de los casos, una supuesta monitora que asegura tener 4 trabajos a la vez, aunque no sabemos si en negro o en blanco. Eso sí, la sede de la entidad cerca del Mercado de Sant Antoni de Barcelona, es lujosa y poderosa en medios, lo que contrasta con los pisos que utilizan para los jóvenes donde, por no haber, no hay ni wifi con el que puedan conectarse a internet para estudiar. Bueno, tampoco había ordenador.

A uno de los jóvenes, recién salido de un piso de menores, lo metieron en uno de estos pisos y por faltar a clase lo echaron a la calle y de la calle a mi casa, y tras presionar lo metieron en una pensión en la calle Tallers de Barcelona donde compartía en lavabo con prostitutas y drogadictos “estaba sentado en el WC y me picaban a la puerta para que el hombre se pudiera lavar”, me cuenta el chico de 18 años.

El dinero que la DGAIA da a los jóvenes recién salidos de un centro de menores lo hace en metálico a través de fundaciones donde no consta ni el nombre de quien lo da, ni la fundación, ni de dónde viene. A cambio de este papel que da la fundación -30 euros semana para comida y 10 euros para gastos, tienes que aportar recibos de un supermercado con IVA ¿…? Pará qué lo querrán y cómo lo usarán es un secreto imposible de desvelar.

Cuando a este joven lo sacaron el piso tutelado, como digo, lo llevaron a una pensión, pero no tenía dinero para comer ni para nada, así que por escrito exigimos que le dieran dinero. Aparecieron dos mujeres con 40 euros en la mano y les dijimos que queríamos un documento oficial, no “papelitos” ni sobres con dinero negro. Salieron ambas mujeres jóvenes corriendo. Nunca más las vimos. El dinero tampoco.

Cuando nos fuimos a quejar ante un tal Julián que ostentaba, dijo, la responsabilidad de los jóvenes extutelados y le pusimos encima de la mesa los “papelitos” encima de la mesa, cual sobres de Bárcenas, él y un supuesto psicólogo se levantaron de la mesa y nos echaron del despacho de reuniones.

“Este tema no se toca”, dijeron. “Nuestra honestidad está fuera de toda duda”, continuaron. Sin embargo parece que no hay claridad. El 26 de noviembre de 2015 EL PERIODICO DE CATALUÑA se preguntaba “¿Adónde van los casi 4.000 euros al mes que cuesta cada niño tutelado?” No estamos solos pensé.

Pues no se sabe, o cuesta mucho saberlo o es imposible, igual que no se sabe casi nada de lo que sucede en la DGAIA, ni en sus pisos tutelados de jóvenes y niños.

Porque llueve sobre mojado:  El fiscal indaga el papel de la Generalitat con el pederasta de Castelldans. La Generalidad de Cataluña entregaba niños que les quitaba a sus padres a una fundación que ésta entregaba a un tipo que abusaba de ellos (EL PAIS 30 de julio de 2013). Y ahora vuelve a pasar.

Y es que no soy yo el que dice que la Generalidad de Cataluña se queda con el dinero. Es el Síndic de Greuges (defensor del Pueblo en Cataluña) quien pide a la DGAIA que entregue a los jóvenes ex tutelados las pensiones que la Generalitat percibió durante su tutela 11/06/2013. Y es que este servicio que la Generalidad se cobra es gratuito, es decir, lo cobra dos veces ¿Adónde va el dinero entonces?

Y es que hemos pedido las pensiones que la Generalitat percibió durante su tutela por registro, por escrito al Departamento de Bienestar Social de la Generalidad de Cataluña y no hemos recibido nunca respuesta. No responde nadie.

¿Dónde está el dinero? Se desconoce. ¿Tienen contrato de trabajo los supuestos educadores de las fundaciones que reciben cuantiosas subvenciones? Lo desconocemos. ¿Cómo se pagaba y quién pagaba la pensión de la calle Talleres de Barcelona? Tampoco se sabe. Y si al joven tenían que darle un dinero semanal para comida y gastos, pero no se lo daban ¿quién se lo quedaba? Tampoco lo sabemos.

DGAIA PAPELITOS
Recibos de la DGAIA para niños tutelados

Transparencia no es precisamente lo que despiertan estos “papelitos” cual sobres de Bárcenas ¿Verdad Diana?

AUTOR:

Manuel Aguilella Salgado. 1962. Demagogo social, obrerista y sindicalista. @Manuel62bcn

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s