PEQUEÑOS ESKUDOS HUMANOS

A propósito de las protestas en el barrio de(s)Gracia de Barcelona por el desalojo del local okupado conocido por sus otrora moradores subvencionados por el señor Trias como “banco expropiado”, se han suscitado críticas a los manifestantes por el uso de niños como un modo de evitar las cargas de la policía. Los organizadores han publicado tweets haciendo un llamado a las familias con niños para que se sumasen a la protesta y se acercasen a una zona a la que denominaron “Baby Bloc”.

unnamed
Tuit de @Banc_expropiat haciendo un llamamiento para el #Babybloc

En el mundo del activismo es bien conocido que hay gente partidaria de que los niños participen de las protestas de los mayores. A las zonas de protesta donde participan criaturas se les llama “Baby Blocs”. Su uso está extendido también entre grupos feministas que defienden la crianza colectiva.

Algunos grupos radicales explican que la paternidad y la maternidad pueden limitar las posibilidades de los progenitores para el activismo porque tienen que encargarse del cuidado de sus hijos. Al llevarlos consigo pueden seguir activos y cuidar de los niños sin renunciar a la protesta a la vez que los educan compartiendo con ellos experiencias. La parte de usarlos como escudos, aunque esta no sea la palabra políticamente correcta, es otro de los motivos.

Un grupo de activistas anticapitalistas de Quebec lo define así: “Un Baby Bloc es un espacio amable para niños dentro de las manifestaciones y acciones de protesta… Los Baby Blocs proporcionan a los niños y otras personas un modo más seguro de participar en una manifestación a la vez que proveen a la misma de una capa extra de protección para retrasar las agresiones policiales. Con el uso de buenos protocolos de seguridad para el Baby Bloc los participantes pueden evitar las cargas policiales en la mayoría de las ocasiones”.

GRACIA1
Tuit de @Banc_expropiat

Los anticapitalistas canadienses creen que las actitudes agresivas de la policía se ponen en evidencia cuando los agentes se encuentran con actividades infantiles en medio de una protesta. Los progenitores que organizan Baby Blocs aprovechan la oportunidad para hablar con sus hijos acerca de la “brutalidad policial” y para que comiencen a sentirse parte activa de una sociedad capaz de defender sus propios derechos, para que vean la fuerza que tienen las protestas y se hagan preguntas al respecto. Algunos relatan experiencias en las que desafían a los agentes cuando les sugieren salir de alguna demostración pública en la que participan con niños pequeños porque hay peligro para ellos. A veces se niegan a abandonar las manifestaciones y arguyen que son más peligrosos los policías que los manifestantes.

En cuanto al Baby Block del barrio de(s)Gracia y para quienes dudaban de que los niños fuesen, al menos en parte, un escudo humano contra las posibles cargas policiales, no hay duda ninguna. La definición de esta “actividad” está clara. Quizás en este caso cabe cuestionar la legitimidad de la causa defendida y pensar si la intención de invitar, llevar y colocar a los niños delante del cordón policial los enseña a defender unos derechos. Hay familias que deciden enseñar a sus hijos cómo ser parte activa de la sociedad en la que viven compartiendo y defendiendo con ellos el producto del trabajo propio o conjunto y otros que les enseñan que lo válido es adueñarse de la propiedad de otros y que esto incluso puede ser lúdico, ir acompañado de actividades en familia y hacerles sentirse satisfechos.

Es curioso que se hagan Baby Blocs en ciudades como Barcelona o Quebec y se enseñe a los niños a observar la “brutalidad policial” a la vez que se los usa para evitar una violencia que no se espera que suceda mientras ellos están allí. Es decir, los padres y madres progres que practican esta actividad lúdico, provocadora-educativa en realidad confían plenamente en la consideración de los agentes para con las criaturas.

GRACIA 3
Preparativos del #BabyBloc

Personalmente, no me opongo a que los niños asistan a manifestaciones pacíficas, las conozcan y sean parte de ellas. Sin embargo, la okupación de una propiedad privada nunca será lo que enseñe a mis hijos como causa legítima y mucho menos para defenderla a palos, piedras, contenedores quemados y macetazos.

Llevar de día a estos niños a una zona donde ha habido altercados violentos y conocidos alborotadores es una trampa. Se entiende en el contexto de dos noches de altercados y gente cansada que necesita una tregua y la disfraza de domingo festivo y familiar delante de los Mossos. Pero una okupación, un desalojo y los disturbios de este pasado fin de semana en el barrio de Gracia tienen poco de festivo y se me ocurren mejores opciones para un domingo en familia.

El tema de utilizar a los niños como escudos y hacer que aprendan in situ “quiénes son los malos” me tienta para hablar de situaciones más radicales en otras latitudes. Hoy me voy a morder la lengua. Estoy segura que los irresponsables progenitores de estas criaturas incluso los llevan consigo como “acto de amor” y pedagogía progre. Pero si alguno me lee le recuerdo que poner a un niño de parapeto en situaciones potencialmente violentas o utilizarlo para evitarlas no necesariamente legitima la causa que se defiende.

AUTORA:

Mazelmind. Licenciada en psicología por la UNAM y la UB. Ciudadana mexicana y española. De cuando los niños no venían pegados a las pantallas. Madre, judía secular y no nacionalista. También la encontrarán en su blog, Ideas sueltas de una afortunada.  @mazelmind

Anuncios

4 thoughts on “PEQUEÑOS ESKUDOS HUMANOS

  1. ¿Quiénes son los violentos, los irresponsables, quienes no impiden a sus hijos participar en una manifestación segura (la inseguridad la representa un posible ataque policial, no la actividad de esos padres y madres que nunca pondrían en peligro a sus nenes) para defender un espacio político, social y cultural del que esos niños también forman parte participando en algunas actividades y aprendiendo a crecer y relacionarse de otra manera opuesta a las relaciones de opresión y desigualdad predominantes, o aquellos lo suficientemente enfermos como para ver hipotéticos “escudos humanos” en unos simples niños acompañados de sus padres, madres y amigos?

    Eres un ser despreciable, un demagogo de mierda y un mentiroso, y debería caérsete la cara de vergüenza.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s